Facebook dice que penalizará a las personas que comparten información errónea repetidamente. La compañía introdujo nuevas advertencias que notificarán a los usuarios que compartir repetidamente afirmaciones falsas podría resultar en que «sus publicaciones se muevan hacia abajo en la sección de noticias, por lo que es menos probable que otras personas las vean».

Hasta ahora, la política de la compañía ha sido rebajar las publicaciones individuales que son desacreditadas por verificadores de hechos. Pero las publicaciones pueden volverse virales mucho antes de que sean revisadas por verificadores de hechos, y había pocos incentivos para que los usuarios no compartieran estas publicaciones en primer lugar. Con el cambio, Facebook dice que advertirá a los usuarios sobre las consecuencias de compartir información errónea repetidamente.

Las páginas que se consideran infractoras reincidentes incluirán advertencias emergentes cuando los nuevos usuarios intenten seguirlas y las personas que compartan información errónea de manera constante recibirán notificaciones de que sus publicaciones pueden ser menos visibles en News Feed como resultado. Las notificaciones también se vincularán a la verificación de hechos de la publicación en cuestión y darán a los usuarios la oportunidad de eliminar la publicación.

La actualización se produce después de un año en el que Facebook ha luchado por controlar la información errónea viral sobre la pandemia de coronavirus, las elecciones presidenciales y las vacunas COVID-19. «Ya sea contenido falso o engañoso sobre COVID-19 y vacunas, cambio climático, elecciones u otros temas, nos aseguramos de que menos personas vean información errónea en nuestras aplicaciones», escribió la compañía en una publicación de blog.

Facebook no indicó cuántas publicaciones se necesitarían para activar la reducción en News Feed, pero la compañía ha utilizado un sistema de «huelga» similar para las páginas que comparten información errónea. (Esa política ha sido fuente de controversiadespués de los informes que los funcionarios de Facebook eliminaron las «huelgas» de los páginas conservadoras el año pasado.)

Los investigadores que estudian la desinformación han señalado que a menudo son las mismas personas las que están detrás de las afirmaciones falsas más virales. Por ejemplo, un informe reciente del Centro para la lucha contra el odio digital encontró quela gran mayoría de la desinformación contra las vacunas se relacionó con solo 12 personas.