Google incorpora nuevas políticas de privacidad para mejorar las extensiones de Chrome

Una de las mejores cosas acerca del navegador web Chrome es la gran cantidad de extensiones disponibles en Chrome Web Store que agregan funciones adicionales, como el bloqueo de anuncios y VPN.

Sin embargo, algunos de ellos recopilan datos de los usuarios sin que los usuarios sepan (o conceden permiso) y Google quiere detener esto.

Para hacer esto, la compañía detrás de Chrome ha anunciado una serie de nuevas políticas que entrarán en vigencia a finales de este año y que tienen como objetivo limitar el tipo de extensiones de datos que pueden recopilarse.

Según Google, estas políticas se aplicarán tanto a las extensiones nuevas como a las existentes, y cualquier extensión que no cumpla se eliminará de Chrome Web Store.

Sigue las reglas

Las nuevas políticas de privacidad para las extensiones de Chrome significan que las extensiones solo pueden solicitar los datos apropiados necesarios para implementar sus funciones, y si hay más de un permiso que podría usarse para implementar una función, la extensión debe usar el permiso que accede a la menor cantidad de datos.

Entonces, si hay una extensión de Chrome que no necesita conocer tu ubicación para funcionar, entonces no podrá solicitar permiso para acceder a tus datos de ubicación.

Los desarrolladores de extensiones también deberán publicar políticas de privacidad en profundidad, y esto ahora incluye extensiones que manejan las comunicaciones personales y el contenido proporcionado por el usuario. Además de ser transparentes sobre cómo manejan los datos.

Cualquier extensión de Chrome que incumpla las políticas no solo se eliminará de la tienda, sino que también se deshabilitará en las PC de los usuarios. Por lo tanto, si a finales de este año descubre que una de las extensiones que usa en Chrome ha dejado de funcionar, podría significar que no ha cumplido con las nuevas políticas de privacidad.