En MWC Shanghai, ZTE reveló un sistema de luz estructurada en 3D debajo de la pantalla que admitirá el reconocimiento facial al estilo Face ID. La empresa, que fue el primer fabricante enincluir una cámara para selfies debajo de la pantalla en un teléfono inteligente producido en masa, puede haber encontrado un equilibrio entre permitir que pasen suficientes datos a través de la pantalla para que el sistema funcione y garantizar que la pantalla se vea bien cuando la cámara no se usa.

ZTE compensa la pérdida de transmisión de luz a través de la pantalla aumentando la densidad de píxeles del proyector (que crea un mapa 3D de su rostro) en más de diez veces. Para ayudar a que esa región de la pantalla se vea más consistente con el resto de la pantalla, mejoró la densidad de píxeles del área sobre la cámara de 200ppi a 400ppi. También aumentó la frecuencia de actualización del panel a 120Hz.

ZTE trabajó con Guangjian Technology, con sede en Shenzhen, en la tecnología. La compañía afirma que el sistema es lo suficientemente seguro para la autenticación de pagos móviles. También admitirá modelado 3D, selfies de realidad aumentada y otras funciones.

La compañía no dijo cuándo comenzará a usar la tecnología o en qué dispositivos, pero los rumores sugieren que conectará el sistema al próximo Axon 30 Pro . Con suerte, si la tecnología funciona como se prometió y se adopta ampliamente, significará el final de la muesca fea y temida.